Feeds:
Entradas
Comentarios

Por Ricardo Bedoya
Se estrenó en una sola sala de Lima, el Excelsior del Jirón de la Unión, sin publicidad ni información en la prensa, la película ayacuchana Sin sentimiento, el último amanecer, de Jesús Contreras Matías. Esa desairada exhibición demuestra la afirmación de Joel Calero en el artículo publicado en El Dominical de la semana pasada: una noticia sobre la celulitis de Britney Spears resulta más importante para cierta prensa que informar sobre una cinta nueva que carezca del amparo de una distribuidora grande. Lástima, porque son pocas las oportunidades que tiene el público de ver en exhibición comercial las películas que se están haciendo en las regiones del Perú ……

Sin sentimientos es una ficción endeble, a causa sobre todo de sus problemas de construcción narrativa. Los primeros minutos atraen, crean intriga y plantean con sencillez los datos argumentales básicos de la acción, pero conforme avanza la cinta se suceden vuelcos y giros argumentales que contradicen las premisas lógicas del relato. Algunos personajes cambian de identidad de golpe y porrazo; los “buenos” pasan a ser “malos” sólo porque muchos thrillers actuales proceden de la misma manera; se busca sorprender con hechos sacados de algún recóndito lugar y la trama gira en trompo hacia el final, luego de dar varios bandazos. Contreras no se decide a jugar la carta del filme de horror hasta el final y se dedica a hacerle guiños a otros géneros, en un salpicón que combina las astucias del cine de suspenso con las interrogantes del “¿quién lo hizo?. échate a buscar al asesino”.

Esa impericia en el relato afecta a Sin sentimiento, que tiene, sin embargo, algunos otros méritos. A pesar de su inexperiencia, Jesús Contreras (realizador de un corto previo, Las almas, de 2003), posee un sentido del encuadre fílmico que le permite valorizar el paisaje para cargarlo de resonancias ominosas. Logra también que, en líneas generales, las actuaciones resulten parejas. Sin sentimiento está lejos de ser una película satisfactoria, pero permite vislumbrar en Jesús Contreras la mirada de un director de cine.
Leer más en El Comercio Peru.com

  • Primera Edición
  • Noticiero 24 Horas
  • El Placer de los Ojos
  • Sin sentimiento

    El cine ayacuchano sigue difundiéndose en Lima. Luego de las proyecciones de Chullpicha el fin de semana pasado, el jueves 10 se estrenó en la sala Cine Star Excelsior, en la cuadra 7 del céntrico Jirón de la Unión, el filme Sin sentimiento, el último amanecer, de Jesús Contreras, que vio la luz en su región en mayo de 2007 y se exhibió por primera vez en la capital en el ciclo dedicado a la producción ayacuchana que organizó en febrero de este año el Centro Cultural José María Arguedas CAFAE-SE.

    La historia es ambientada en Pampa, un pequeño pueblo andino olvidado, donde la joven campesina Crisilda, tímida y poco sociable, vive prácticamente en un estado carcelario por los celos enfermizos de su hermano Fortunato, un conocido y próspero negociante con notable influencia en la zona y que ve impotente cómo ocurren varios asesinatos sin que las autoridades actúen, pero la situación cambia cuando llega a la localidad Jorge, un ganadero que tratará de ayudar a Crisilda…..
    Leer más en Cinencuentro.com

      Video Clip:

      Jesús Contreras / Ayacucho / 2007

    Fotogramas

    Jesús Contreras / Ayacucho / 2007

    Sin Sentimiento Sin Sentimiento Sin Sentimiento Sin Sentimiento Sin Sentimiento Sin Sentimiento Sin Sentimiento Sin Sentimiento